Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Alimentación y deporte

Entrenadora entrega sus secretos para ser fit a los 40

Por 25 Dic, 2018

Se necesita más, mucho más que el clásico dicho "Para ser bella hay que ver estrellas". Para estar en forma hay que sacar los procesados, darse el tiempo para cocinar, comer más proteína que carbohidratos y entrenar 4 veces a la semana. Así lo asegura la personal trainer María Laguna Fitness (43), que acaba de lanzar el libro Fit a los 40, una guía para verse y sentirse bien.

A los 28 años la personal trainer y asesora María Laguna (43) tuvo a su primera hija y su cuerpo volvió a la normalidad fácilmente. Pero después de la segunda, no pudo recuperarse, aun cuando entrenaba constantemente en su casa y hacía la clásica dieta de atún con lechuga. El sacrificio no daba resultado.

Por eso buscó una solución para lograr un cambio. Luego de averiguar alternativas que prometían cumplir su objetivo, se inscribió en un curso online de nutrición deportiva en Barcelona y ahí descubrió que lo que comemos es el gran secreto. “Me di cuenta que aunque pasara tres horas en el gimnasio, si no cambiaba la alimentación no pasaba nada”, cuenta a Mujer Dínamo.

Así, de manera metódica, fue aplicando lo que aprendía y en 6 meses ya era otra persona. “Incluso mejor que cuando era chica”, asegura. Y los cambios no los vio sólo en lo físico, sino que también desaparecieron dolores de cabeza, hinchazones de colon y el cansancio constante.

Ese recorrido es el que María ha compartido hace casi 8 años en redes sociales –donde suma casi 180 mil seguidores–. Pero quiso extender esas lecciones de una manera más formal en su libro Fit a los 40, que ella define como una guía para comenzar a cambiar los hábitos. “Muchas veces la gente no sabe dónde empezar y acá se parte desde lo básico”, explica. Más de 20 recetas simples y saludables, qué tener en la despensa y cómo iniciarse en los entrenamientos son algunas de las temáticas tratadas en las páginas.

La proporción para estar en forma, según la profesional, es 80-20: 80% alimentación, 20% deporte. Esto último se puede cubrir entrenando 4 veces por semana. ¿En cuanto a la nutrición? Aquí nos cuenta los cambios fundamentales que, promete, dan resultados rápidos y visibles.

  • Quitar los procesados: «Pan, pasteles, papas fritas, ramitas, cabritas, todo lo que compras hecho. Para mí, de verdad es la gran catástrofe mundial y no sé si la gente no la ve o prefiera no verla. A mí me llamó la atención que estas cosas no se pudren, o sea, no pasan por ese proceso normal. ¡Ni los hongos se los quieren comer!”
  • Eliminar las bebidas y sí o sí sumar el agua: «Es una obligación. Nosotros somos 90% agua y la gente le mete para dentro cualquier otro líquido”.
  • Cocinar las propias comidas: «Al principio suena súper tedioso, pero con organización se logra darle prioridad a la cocina. Con ese cambio sabes exactamente qué tiene cada cosa”.
  • Repensar el menú. “Como chilenos debemos hacer un cambio en la comida que suele estar cargada al carbohidrato. Charquicán, pasteles, empanadas…, todo tiene mínima proteína y máximo carbohidrato. Eso hay que invertirlo. No significa comer carne todo el día, ya que se pueden preparar mil recetas alternativas, desde quiches hasta queques con un mayor nivel proteico”.

¿Te costó mucho este cambio?

Lo mío fue de a poquito. Saqué la bebida y me di cuenta que ya no me hinchaba. Después eliminé los lácteos de vaca y dejé de resfriarme. Una cosa va llevando a la otra, y al sumar un hábito nuevo vas dejando uno malo de lado.

¿Cómo cambia el cuerpo a los 40?

Independiente del número, te quieres ver bien todavía, lo que es un poco castigado por la sociedad. Los 40 de ahora ya no son los de antes: me siento y me quiero ver mina. También a esta edad ya pasó la etapa de tomar, bailar y fumar hasta reventarte. Viene una onda de querer descansar de todo eso, de practicar deporte y comer bien. Sabes que estás en la cuesta abajo y dan ganas vivir la segunda mitad de tu vida de manera sana.

¿Cómo se maneja la desmotivación a la hora de entrenar?

La desmotivación es diaria. Todos los días te levantas y piensas tres veces si ir o no a entrenar. Es la parte más difícil. En cuanto a la alimentación, la mayoría de la gente ve cambios rápidos, pero el entrenamiento es como una obligación en el inicio. Después lo necesitas, tu cuerpo de verdad te lo pide. Se transforma en un hábito, como lavarse los dientes.

Dónde comprar: www.vivefit.cl, Librería Bros y tiendas Yerba Buena, Cambia tu nutrición y Granata.
Facebook: María Laguna Fitness
Instagram: @maria_laguna_fitness

Lo más reciente

cerrar