Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

ORGANIZACIÓN

‘Konmari-za’ tu rutina

Por 10 Mar, 2019

Autora superventas, y ahora también fenómeno televisivo, la japonesa Marie Kondo y su sistema Konmari han revolucionado la forma en que concebimos el orden, haciendo hincapié en los beneficios que éste puede traer a nuestras vidas. Y eso incluye nuestro arsenal de belleza. Por eso la experta en belleza y cuidado de la piel tras la cuenta @adiccionbeauty nos entrega sus mejores consejos de organización para así darle a todos esos productos el lugar y uso que se merecen.

Foto: @chyism

No es necesario ser una experta en el tema ni haber leído El método KonMari de principio a fin para saber que un entorno ordenado y facilita nuestra vida y también mejora nuestro estado de ánimo. El problema es que tendemos asociar la palabra orden con objetos como libros, ropa o juguetes. Pero, ¿qué pasa con esos cajones rebosantes de labiales, cremas, máscaras de pestañas, sueros de tratamiento, champú seco, etc.? Por default tendemos a usar lo que vemos o lo que está a la mano, aún cuando no sea nuestra opción favorita. Ya es hora de romper con esa inercia y convertir nuestro baño en el santuario de cuidado que realmente es.

  • Lo más fácil es partir botando todo lo que está expirado. Cambios en el olor, la textura y hasta el color son signos inequívocos de que ese producto ya venció.
  • El segundo paso es separar lo que tenemos en grandes grupos: maquillaje, cuidado de la piel, cuerpo y pelo. Luego, podemos subdividir en categorías más acotadas, como maquillaje de labios, rostro y ojos; limpiadores y tónicos; productos de tratamiento; cremas de día y FPS, tratamientos y cremas de noche; productos corporales y así. El proceso puede ser tedioso, pero ¡vamos que se puede!
  • Ahora es cuando se viene la parte más difícil: elegir con qué quedarnos. Kondo plantea que cada cosa que forma parte de nuestras vidas tiene que “provocarnos alegría”. En lo personal prefiero un criterio más simple: si no me gusta, no lo he usado en los últimos 12 meses o lo usé apenas un par de veces y luego quedó en el olvido, entonces sayonara.
  • Mantener productos similares en un mismo lugar es una manera rápida y fácil de acceder a ellos y, de paso, nos permite saber qué tenemos.
  • Divisores acrílicos, bandejas espejadas, platos y vasos decorativos… Todo recurso vale si se trata de dar vida a un entorno pulcro y lindo que nos permita aprovechar lo que tenemos.

No importa la cantidad de productos que decidamos botar o mantener dentro de nuestro arsenal. Lo que realmente importa es que los disfrutemos y les demos el mayor uso posible.

Lía Klarmann

Lía Klarmann es periodista, asesora de belleza y beauty shopper con especialización en Estados Unidos.

adiccionbeauty

Lo más reciente

LIBRO

No hay un Dios

En una Nigeria desigual, una familia escindida por sus riquezas tiene el deber…

Por Ina Groovie
cerrar