Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

CARIBE

Los mejores datos de una experta en Aruba

Por Lucy Willson 2 Oct, 2018

Desde programas especiales para proponerle matrimonio al pololo, hasta el mes ideal para comprar diamantes. Todo eso y más en las palabras de la directora de turismo de la isla.

Los mejores datos de una experta en Aruba Foto: aruba.com

“Este año empezamos distintas campañas para empoderar mujeres y darles una vuelta fresca a los típicos clichés. Una iniciativa se llama He Said Yes! y consta de tres videos promocionales que incentivan a que ellas le pidan matrimonio a sus novios”. Miriam Dabian, directora de Latinoamérica para Turismo de Aruba, nos relata entusiasta esta actividad que debutó con un éxito inesperado. Detalla que hicieron un concurso en el que más de 3.600 novias relataron sus historias de amor para ganar el gran premio de pasaje, hotel y ceremonia sorpresa de petición de mano. Se eligieron 10 finalistas ¡y ganó una chilena!

El romance tiene un lugar especial en el calendario de la isla. Además del clásico 14 de febrero, Aruba dedica agosto al amor con programas especiales de renovación de votos matrimoniales o compromisos de vida. En la edición 2018 más de 250 parejas se animaron. Por eso, ya no sólo hay expertos en odaodas, sino que también especialistas de propuestas para casarse.

¿Por qué Aruba es un buen destino para las mujeres?

En las últimas temporadas he visto que va incrementando el número de mujeres que van solas a la isla. También van en grupos de amigas. Se atribuye principalmente a la seguridad. O sea, aterrizar y llegar a tu hotel toma poco más de 10 minutos. Todo queda cerca en un territorio de sólo 31 kilómetros de largo. Puedes salir de noche sin problema. Si eliges un alojamiento que no es all inclusive, tienes una variada oferta de restaurantes para explorar por tu cuenta -la mayoría a distancia caminable-. Hay una gran libertad y variedad porque entre sus 100 mil habitantes cuentas con 90 nacionalidades. Es un enclave pequeño, pero muy moderno y cosmopolita. Un lugar tranquilo y de buen vivir.

Más allá de los panoramas, ¿qué hace especial a la isla?

Gracias a esa seguridad en el ambiente, Aruba entrega paz y se transforma en un buen lugar para reconectarse. Te recargas con una naturaleza que regala aguas caribeñas y un año completo de sol sin huracanes.

En una isla tan pequeña, ¿quedan lugares secretos? ¿Sitios para volver a Aruba?

Siempre. Uno de mis secretos es el restaurante Zeerovers (con traducción parecida a “piratas”, “ladrones de mar”). Está emplazado en la caleta donde los pescadores llegan con sus productos.  De a poco se ha vuelto en un sitio muy in entre la gente. Como ese hay muchos sitios así de especiales.

Seamos directas, ¿hay guapos en Aruba?

Convengamos que hay 90 nacionalidades en la isla… O sea, hay mucha mezcla y para todos los gustos (ríe cómplice). Y los turistas que llegan son muy buena ‘vitamina para los ojos’ (lanza una carcajada).

Foto: aruba.com

¿Y en cuanto a compras?

Este año una firma de tarjetas de crédito nos dio su informe y el reporte lanzó que los chilenos compran muchas joyas en Aruba. Responde a que vendemos muy buenos diamantes y diseños. También se encuentran con muy interesantes descuentos.

¿Qué consejos nos podrías dar para comprar joyas?

Una de nuestras ventajas es que se puede confiar en los vendedores. Te van a ayudar en el momento de elegir una joya. De hecho, mi hijo vive en Colombia y compró el anillo para su novia en la isla.

¿Y los impuestos?

Son muy bajitos: de 6%. Además, te ganan con los descuentos. Un muy buen dato es ir en mayo para el Día de la Madre, porque todas las tiendas tienen ofertas y reciben a los clientes con champaña y delicatessen. Vas de uno a otro local viendo cosas con un trago y ‘torta negra’ (de frutas). Es un panorama imperdible.

Foto: Balashi Aruba

¿Otra cosa para tomar?

Un buen dato es no dejar pasar nuestra cerveza. Se llama Balashi y se caracteriza porque está hecha con agua desalinizada. Es un proceso que se utiliza para toda el agua de la isla y, en el caso de esta cerveza (que toma el nombre de la planta que realiza el tratamiento), la hace totalmente única. Hay una de otro tipo que se llama Chill, suave y burbujeante. Casi como una champaña.

Lo más reciente

COLUMNA

De mechas y castración

No en su peluquería, sino frente al mar, allí Francisco Llancaqueo supo por…

Por Francisco Llancaqueo
cerrar