Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

DESTINO

Montreal bajo cero: guía (literalmente) ‘cool’

Por Celine Mahou 25 Oct, 2018

Se acerca nuestra temporada para planear vacaciones. Mientras muchos huyen del frío del norte del planeta, nuestra colaboradora recomienda esta ciudad canadiense que se destapa en su invierno. Fiestas en modo iglú, un spa al interior de un barco, marihuana legal, el mejor circuito de tragos y gastronomía, además de deportes blancos que congregan a todo el mundo. ¡Montreal a full!

Montreal bajo cero: guía (literalmente) ‘cool’

Llevo más de un año sin verano. Unos cuantos meses atrás vivía rodeada de nieve y caminaba por las calles con -20 grados, cara cubierta y manos con total pérdida de sensibilidad. Estaba en Montreal, una de las ciudades con más onda de toda Canadá. A más de nueve mil kilómetros de distancia, la vida se llena de hielo desde octubre en adelante y el día a día se disfruta a lo grande. Y en modo indoor las copas de cerveza artesanal, gin y tequila se toman en iluminados bares. Mientras que las fiestas electrónicas se bailan al aire libre en los muy populares -y bien llamados- #InglooFest que se apoderan de todo enero y febrero para que la gente lo pase espectacular en tenidas térmicas y coloridos disfraces.

Y las personas son felices porque es una capital multicultural donde conviven europeos, americanos, africanos y asiáticos. Todos dejamos nuestra zona de confort para vibrar con esta urbe única en Norteamérica, cargada de historia clásica francesa, sutiles toques ingleses y modernidad gringa.

En Montreal aprendí que la felicidad está en uno y que la fuerza de voluntad lo es todo. Que la deficiencia de vitamina D no es impedimento para salir y perderse por los adoquines del Viejo Puerto, donde  se puede pasar horas coleccionando material para subir Instagram. Y, aunque el cielo se caiga, siempre habrá un buen momento para comer poutineNo haré foodspoilier, ¡disfrútenlo allá!

En este tesoro canadiense la libertad es la clave de la convivencia: hace unas semanas ya disfrutan ser una metrópoli donde la marihuana es legal y la controversia por las uniones LGTB es tema del siglo pasado.

Me quedo corta si pretendo resumir toda mi experiencia en las cercanías del Polo Norte. Pero quiero compartir parte de los rincones que me acogieron durante mi congelado período en barrios que se alojarán en mi memoria, hasta cuando logre regresar por un extra hot chocolate y brindar por la joie de vivre. Disfruten mis datos.

Spa Bota Bota, en Old Port: Uno de los paraísos para los amantes de los días de relajo con la experiencia de un spa al más puro estilo nórdico. La infraestructura es alucinante, ya que es un viejo barco anclado en el puerto de la ciudad que se reformó con tecnología de última generación y decoración ondera. Los masajes tailandeses son recomendación obligatoria. Las vistas desde cada punto de Bota Bota son postales de Instagram, realmente una parada indispensable cuando pases por Montreal.

Bar Darling: Lugar para tragos con toda la onda. Ubicado en la famosa St Laurent Blvd, se puede ir en pareja, con amigos o sola con un buen libro para disfrutar una copa de rosé. La iluminación, la decoración y el ambiente vintage lo hacen destacar en la noche bohemia local. La carta de tapas y platillos para compartir son conocidísimos: Le Puck y las French Kiss ya son clásicos.

Mont Royal: El parque donde lograrás las mejores selfies de la temporada invernal. Hay muchas actividades para hacer, en especial, en los días de buen clima cuando se llena tanto de gente local como turistas. Durante el invierno es un lugar de encuentro para los amantes del patinaje sobre hielo, snowboarding y cross country. En la cima encontrarás un café y las vistas inolvidables para marcar tu paso por la ciudad canadiense.

The Emerald (ex No Name Bar), mejores cócteles y estilo: Alucinarán con la elegante decoración colonial, camareros vestidos de esmoquin, grandes plantas interiores y una exquisita carta de tragos. De los más sofisticado en el barrio Mile End.

Old Port: ¡Mejores fiestas ever! Hay electrónicas con dj en vivo, además de otras con música de todos los estilos. Desde subterráneos hasta verdaderos castillos prenden la noche. Hay museos, cafés parisinos, está leridanos mercado de los souvenirs, calles llenas de adoquines, restaurantes italianos y franceses, las pizzas top de la ciudad y lo más selecto del gourmet nikkei.

Kampai Garden: Enclave cool en el Downtown para comer, tomar y divertirse. Prepara tu mejor look porque los jueves en la noche se repleta de toda la party society que inunda Montreal. Si llegas a las siete de la tarde disfrutarás de la carta gourmet: pide las ensaladas o los pokebowl. Cuando la nieve cae, agradecerás que la guardarropía sea enorme y haya espacio para tus abrigos. Aquí podrás bailar y jugar pool.

Lo más reciente

COLUMNA

De mechas y castración

No en su peluquería, sino frente al mar, allí Francisco Llancaqueo supo por…

Por Francisco Llancaqueo
cerrar