Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

ITALIA

Día y noche en el Milán alternativo

Por Rocío Medrano 4 Dic, 2018

Nuestra colaboradora vivió en Milán mientras estudiaba diseño gráfico en el Politécnico de Milano -conocido como Polimi-, allí pudo experimentar el lujo de una de las ciudades más fashionistas del planeta. Pero también conoció ese ritmo italiano de sello propio y sin marcas transnacionales, un mundo tradicional con una onda igual de seductora que no necesita catálogo ni salón vip.

Día y noche en el Milán alternativo

Imposible negarlo. Al aterrizar en Milán corrí a ver las vitrinas soñadas de Via Montenapoleone y de la Galería Vittorio Emanuele II. Me entretenía observando los looks de esos adictos a la moda de todo el mundo recorriendo sus calles y también con la actitud de los elegantes milaneses, considerados ‘estirados’ por el resto de Italia. Quedaba impactada por los clubes y restaurantes de diseño exquisito del barrio Navigli.

Ya inserta en la vida de ciudad, con el inicio de mis clases en Polimi, empecé a descubrir otras calles y a armar mi propio Milán. Aquel de los mercados, el de las recetas de las abuelas, los diseñadores emergentes y esa noche que no se apaga.

Una experiencia que vale la pena compartir. Por eso dejo algunos de mis rincones, por si en vacaciones andan por esa ciudad estimulante, abierta, ruidosa y con ganas de salir del circuito. No se arrepentirán.

Foto: EFFIGE 2.0

Para comer: Restaurant Al Garghet. Podría decir que la mayoría de los comensales que llegan a este lugar son locales. Sería una rareza toparse con un turista en este sitio, ubicado a las afueras de la ciudad. Aquí no van a encontrar las típicas pastas, ya que aquí se prueba el verdadero sabor de los platillos de la zona de Lombardía. El lugar es maravilloso, en una casa en medio del campo, con jardines interiores. Simple, sin pretensiones, mirando verde por todos lados. Un obligado de la carta es la Cotoletta a la Milanesa (la escalopa que conocemos, carne apanada que toma por su origen el nombre de Milán). También es una delicia el Ossobuco in Gremolada (risotto a la milanesa, perfumado en azafrán). Cada elección es una maravilla inolvidable, generosa e irrepetible en Santiago.

www.algarghet.it

De noche: Bar Frida. Ubicado en el Barrio Isola, más residencial, tanto que en los fines de semanas hasta recibe al mercadito de verduras y frutas. Con pasado industrial, en la actualidad resurge con nuevos habitantes que le dan otro aire. Es una alternativa al taquillero y exclusivo sector de Navigli, con una ventaja respecto a éste especialmente en verano: aquí no te comen los zancudos.

Al ingresar da la impresión de un garaje. Un look de fábrica -ahora con grafitti- que rescata la infraestructura que marca la historia del barrio. Al centro ser arma un patio interior lleno de mesas en ánimo relajado donde la gente pide su Aperitivo Milanés (10 euros aprox.), que consiste en un trago más un buffet de picoteos. Este último es una tentación de ensaladas caprese, quesos maravillosos, aros de cebolla, bruschettas.

www.fridaisola.it

Otras vitrinas: Via Porta Ticinese. Es la calle que reúne a los artistas que trabajan el diseño de manera centenaria, el oficio puro: zapateros, talaberteros, sastres, etc. También hay pastelería, ropa vintage y diseño independiente, entre otras sorpresas que hablan de la vara de gusto de una ciudad con historia en su creatividad. Es una diagonal que lleva la popular zona de Navigli, en caso de que quieras terminar en un restaurant con estrellas.

Corso Como 10. En cuanto a tiendas es una experiencia imperdible. Queda cerca de Porta Garibaldi y la creó la galerista Carla Sozzani (hermana de la fallecida directora de Vogue Italia Franca Sozzani). Es una tienda-galería de arte-bar. Bastante cara, pero hay que conocerla porque ahí es donde realmente todo está pasando en términos sociales y de tendencias. El diseño manda en objetos, libros, ropa, muebles en una curatoría a prueba de el ojo más exigente. Un micromundo. Hecho para Instagram. Aunque vayas temprano, anda muy lookeada y créete el cuento.
www.10corsocomo.com

M Collective. Dentro de la zona de turismo, en Corso Buenos Aires, es la propuesta más novedosa para shopping. Tiene el mismo concepto de congregar a distintos diseñadores en un espacio, pero sin bar ni galería. Es bueno revisar su web, ya que traen cápsulas de creadores que no se encuentran fácilmente en el mercado.
www.mcollective.it

Paseo: Parque Indro Montanelli. Entre Porta Nova y Porta Venezia, mantiene a raya con sus jardines el bullicio de Milán. Arboles centenarios, esculturas, residentes paseando a sus mascotas y una laguna al centro con una calma que entrega la sensación de escape. Si quieres explorar, rodea a este parque la Galería de Arte Moderno, el Museo de Historia Natural y el Planetario. Silencio, silencio, silencio.

Lo más reciente

cerrar