Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

ECLIPSE SOLAR EN CHILE

El Valle del Elqui se moviliza a horas del eclipse

Por Lucy Willson desde Paihuano 2 Jul, 2019

Extranjeros, turistas nacionales y pobladores del Elqui se tomaron las laderas y cumbres de cerros para ser testigos del eclipse Solar en la Región de Coquimbo con un cielo privilegiado.

El Valle del Elqui se moviliza a horas del eclipse

Un ‘atochamiento’ de helicópteros hizo que la gente que está hoy en el Valle del Elqui mire hacia el cielo horas antes del esperado eclipse solar total, que esta tarde marcará la historia de la región.

Miles de personas se adentraron hacia la cordillera para asegurarse los cielos claros en un día totalmente luminoso. Hoy por la mañana la ruta desde La Serena hacia Vicuña quedó con dos pistas en exclusiva hacia el oriente. A orilla de camino, se ofrecían estacionamientos desde 10 mil a 20 mil pesos asegurando que ningún cerro les taparía el sol.

En Puclaro el famoso músico de la zona Joakín Bello ha realizado desde el fin de semana una serie de conciertos por la tade mirando las aguas de embalse, que cierran hoy, a las 18.30, tras el fenómeno astronómico.

En la plaza de Paihuano se organizó la Feria Eclipse, una reunión de emprendimientos campesinos para mostrar sus productos a los miles de visitantes que llegaron antes del fenómeno para recorrer todos los atractivos de este punto de la zona, desde sus pisqueras hasta sus villorios en las quebradas de sueño.

En Pisco Elqui, en el atardecer de ayer, la iglesia fue el escenario de un concierto de piano de Diego Errázuriz, que llenó el templo para escuchar su música. Afuera, los comerciantes ofrecían recuerdos, otros artistas realizaban espectáculos infantiles y los restaurantes y bares estaban con sus mesas completas con cocteles alusivos al eclipse.

Ya entrada la noche, la Dj santiaguina Karin von Mühlenbrock armó una fiesta electrónica en el resto bar La Escuela que, entre piras de fuegos con maderos, tuvo a los invitados bailando bajo las estrellas.

Temprano por la mañana, los buses municipales tomaban a la gente para dejarlos en una meseta sin sombras de cerros. Todos, preocupados de llevar sus anteojos.

¿Famosos internacionales? Nadie caminando por esta quebrada.

Lo más reciente

COLUMNA

Rompiendo mis límites

La mente es muy poderosa. Y gracias a manejar bien mi cabeza he logrado muchas…

Por Bernardita Santa Cruz
cerrar