Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

DECORACIÓN

Templo propio

Por 12 Oct, 2018

Nuestra columnista -y voz de radio Mujer Dínamo- comparte cómo armó uno de los espacios más significativos de su casa: el altar. Lugar que fue poblando con objetos, energías y deseos.

Templo propio Foto: Chris Ensey

Hace dos casas partí con un mini altarcito cuando heredé una Virgen María de alguien que quería mucho. Lo hice más por el amor a mi difunta amada que por devoción. Y así empecé: poniéndole florcitas y velas para que la acompañaran hasta que, muy de a poco, ese rincón se convirtió en mi lugar sagrado. Un refugio que enchulo más que a mí misma y que hoy no sé qué haría sin él

Creció en cantidad y mi pieza es chica, así que le saqué las puertas a un closet, acomodé los estantes y aumentó este ejercicio de generar un sitio para agradecer y para soñar y para pedir al universo. Un lugar para pasar las penas, para llorar, para recuperar la esperanza, para depositar toda la fe en que ocurra lo deseado, para respirar. Allí está el ejercicio pausado de prender velas y apagarlas suavemente, cambiar el agua de las flores, la dedicación y amor a algo especifico.

Lo que más me cuesta es la rutina de sentarme como un ejercicio diario; aquel de la pausa, del silencio. Forré todo el interior de ese espacio en género, le puse pajaritos de cerámica colgando, fotos de mis seres más queridos, imágenes de gente que admiro, dibujos que me dan paz, trozos de madera de algún paseo, frascos con arena de ese lugar al que quiero volver.

Y ya tengo el hábito casi domado: me siento ahí antes de acostarme para cerrar el día y conciliar el sueño de forma liviana. Necesitaba compartir esto por si todavía no arman su altar; porque cambia la energía de la casa, la energía propia, el ejemplo a los niños, porque es sencillo de hacer y el beneficio es tanto que debía recomendarlo.

Antonia Moro

Antonia Moro es artista plástica y ha escrito columnas para destacados medios como la revista MásDeco. Ex panelista de TV y modelo internacional, hoy es conocida promotora de la vida sustentable.

antoniamoro

También puede interesarte

Lo más reciente

cerrar