Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

JARDÍN

Lavanda, la curandera perfumada

Por 14 Nov, 2018

Estamos en época para esa poda que la tendrá en su gloria bajo el sol de verano. Esta generosa planta es un regalo para los sentidos y la salud.

Lavanda, la curandera perfumada Foto: Alfonso Navarro

Reconocible hasta por los menos entendidos en el jardín, la Lavanda (Lavandula officinalis) se expresa en color y aroma. Su nombre viene del latín Lavare, aduciendo al uso que le daban los romanos en el baño.

Siempre generosas en su floración, atraen abejas y mariposas durante toda la temporada estival con sus flores azules.

Es una planta generosa, sólo necesita calor y sol para producir su aceite esencial, el que ha sido utilizado desde la Antigüedad no tan sólo en perfumería, sino que en múltiples propósitos: es antiséptico y antiparasitario, desinfecta las heridas, calma dolores de cabeza y ayuda a conciliar el sueño.

Al inhalar su vapor, cura resfríos y gripes, y al oler sus flores frescas calma los estados nerviosos, aquieta el ánimo y aleja las tristezas.

Utilizada en baños de tina, alivia la ciática y la gota.

Fiel ayudante del jardín, con su olor mantiene alejadas a las plagas. Puedes hacer un purín de lavandas para controlar hormigas y pulgones: macera durante 12 días 250 gramos de flores y hojas en 1 litro de agua; luego diluye ese concentrado al 10% y asperja las plantas del jardín.

Plántala a pleno sol y, una vez establecida, podrás regarla con poca frecuencia.

Córtale permanentemente sus flores marchitas y pódalas a principios de primavera para redondearlas y prepararla para una extensa floración durante el verano.

Macarena Maturana

Macarena Maturana es paisajista y dueña del vivero Jardín Barreal, de Vitacura.

maca.maturana

Lo más reciente

cerrar