Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

LA ESTRELLA DE LA MODA CHARRÚA

Gabriela Hearst: la diseñadora uruguaya de Meghan y Oprah

Por Lucy Willson 15 Nov, 2018

Tiene lista de espera para sus carteras y la mujer del príncipe Harry muestra sus vestidos en compromisos oficiales. La diseñadora, orgullosa de su pasado de campo, hasta tiene comida criolla en sus desfiles.

Gabriela Hearst: la diseñadora uruguaya de Meghan y Oprah Foto: Neil Rasmus/BFA/REX/Shutterstock

Desde su debut, la Nina Bag se transformó en un objeto de deseo. Pero en el momento en que Meghan Markle apareció en Londres con la preciosa cartera frente a las cámaras, la fama internacional de Gabriela Hearst (42) escaló a otro nivel. La diseñadora uruguaya radicada en Nueva York salió de la elite, donde ya era una favorita, para establecerse como referente masivo entre adictas a la moda. Un estatus que tuvo un nuevo paso hace pocos días al abrir una gran tienda con su nombre en Manhattan.

Nina Bag, Gabriela Hearst

Los columnistas sociales neoyorquinos estuvieron allí, constatando el elegante local en Madison Avenue y hablando de la exclusiva lista de admiradoras que llevan las creaciones de la sudamericana, desde Oprah Winfrey a Zoe Kravitz y Emma Watson, entre otras referentes de elegancia.

Un glamoroso estilo de vida para esta diseñadora que creció en el campo uruguayo. Su giro hacia la moda sucedió tras emprender, de veinteañera, a Francia y Estados Unidos para especializarse en arte y actuación. En esa bohemia estaba inserta cuando lanzó su primera colección en Brooklyn con la marca Candela en 2006. Pero sus raíces rurales se mantenían latente. De hecho, cuando cambió el emprendimiento a su nombre en 2015 y dejó el perfil hipster para rescatar su arraigo campestre con productos de inspiración ecuestre, inmediatamente los críticos pusieron los ojos en ella y hasta la compararon con Hermès.

Sus líneas clásicas. La factura y los materiales nobles la tienen como un nombre de respeto en la industria. Y como favorita de Meghan, que sigue usando sus vestidos y accesorios, porque van en total armonía con la sobriedad de la casa real británica.

Quizá uno de los secretos de Gabriela Hearst está en ese arraigo con su historia. Administra la hacienda familiar a las afueras de Montevideo y de ese lugar, incluso, sale mucho del material para sus colecciones. Tiene ovejas de lana merino y promueve un estilo de producción sustentable para inspirar el cuidado de los famosos campos uruguayos.

¿Otra forma de mostrar su corazón charrúa? En su último desfile en Nueva York, al que acudieron las editoras de moda de las revistas más respetadas, sirvió empanadas. ¡Nuestros respetos, Gabriela!

Lo más reciente

cerrar