Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

EN PARÍS

Muere Karl Lagerfeld: genio de la moda que cruzó el milenio sin competencia

Por Mujer Dínamo 19 Feb, 2019

El diseñador alemán y director creativo de Chanel tenía 85 años.

De luto amaneció el mundo de la moda. A los 85 años, el diseñador Karl Lagerfeld murió esta mañana en el Hospital Americano de París, donde ingresó ayer. El estado de salud de alemán, quien dio un nuevo aire a Chanel desde que tomara su dirección creativa en 1983, ya había generado preocupación hace varias semanas, especialmente, al no asistir al último desfile de la casa francesa el 22 de enero.

Hijo de la post guerra en Alemania, de una familia acomodada, siempre tuvo una vocación por el arte y la estética. Ingresó con el pie derecho a la moda, como asistente de Pierre Balmain después de ganar un concurso de diseño en 1955 (en que triunfó sobre otro joven competidor llamado Yves Saint-Laurent). Y su talento fue rápidamente reconocido en el circuito parisino.  Trabajó en Jean Patou (1958–1963) y Chloe (1963–1978, 1992–1997). En la casa italiana Fendi alcanzó estatus de estrella desde su aterrizaje en 1965 y su gran consolidación en la historia de la moda vino con la icónica casa Chanel, de la que se transformó en su director creativo en 1983, revolucionando la escena al darle un giro moderno a los clásicos diseños que hacían reconocida a la marca: cortó las faldas, agregó colores vistosos, amplió la línea de productos de la marca. Aumentó así las arcas de la firma de manera increíble y la salvó de la bancarrota.

Una máquina de hacer dinero con su marca propia -también más abordable a los bolsillos-, hizo muchas colaboraciones con otras compañías. Como muestran una serie de documentales y especiales de TV, no estaba lanzando una colección y ya trabaja en tres más para distintas compañías.

En el plano sentimental fue muy reservado, sólo se le conoció su con un joven Jacques de Bascher, con quien estuvo de manera semi estable desde 1971 hasta 1989, año en que murió de Sida.

Su afecto lo demostraba en público en calidad de padrino hacia los dos hijos pequeños del modelo Brad, Jameson y Hudson, con quienes terminaba de la mano en sus desfiles. Mientras que sus últimas musas en pasarelas fueron las herederas de otras referentes de inspiración para él: Lily Rose Depp (hija de Vanessa Paradis) y Kaia Gerber (hija de Cindy Crawford).

Hace un año señaló a la revista Numéro que su deseo era ser incinerado y que sus cenizas fueran esparcidas junto a las de su madre y las de su famosa gata Choupette en caso de que la felina muriese antes que él.

Lo más reciente

LIBRO

No hay un Dios

En una Nigeria desigual, una familia escindida por sus riquezas tiene el deber…

Por Ina Groovie
cerrar