Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Invitados

Soltera otra vez… a los 75

Por 17 Oct, 2018

¿Cuál es la mejor edad para volver a estar soltera o soltero? ¿Existe acaso aquello? Quedarse -o decidir- ser soltera a los 75 años puede significar un acontecimiento vital que desestructura, pero también la oportunidad para volver a intentar y confiar.

Soltera otra vez… a los 75

Probablemente no existe ni una mejor ni una peor edad para volver a la soltería. Pero sí una crisis y oportunidad distinta según la década que tenemos, según los fantasmas y los miedos que estemos atravesando. Y, tras los relatos de mis pacientes, probablemente siempre surge una sensación al finalizar una relación de que no es el mejor momento.

¿Será temor a soltar? ¿A la soledad y lo que ella te pueda mostrar? ¿Será que mágicamente vuelves a recordar todo lo bueno de tu ex pareja? ¿Aquello que no veías nublada en enfocarte en su falta y lo que no te entregaba? No lo sé. Depende. Hay tantos tipos de términos de relación, como tipos de duelos ante la pérdida del otro.

Pero cuando ocurre, luego de un tiempo, no queda otra que seguir intentándolo, vivir la crisis y abriéndote a la oportunidad que te quieras dar. Nos reorganizamos y continuamos.

Sí, el regreso a la soltería se puede vivir de manera más o menos duras, como si con el paso de años hubiese una imposición social o sensación de que las opciones se encuentran cada vez más reducidas.

Quedarse -o decidir- ser soltera a los 75 años puede significar un acontecimiento vital que te desestructure y te haga sentir que ya está… O, lo que propongo, que luego de vivir el duelo por la pérdida del otro te haga decidir volver a intentarlo, a confiar.

Así comienza la serie Grace and Frankie, una comedia de Netflix que ya va en su cuarta temporada. En el primer capítulo se reúnen dos matrimonios heterosexuales de amigos y ambos hombres les informan a sus parejas que soy gays y están enamorados. Ellas tienen 75 años y ese día –completamente desestructuradas y perplejas- vuelven a la soltería.

Grace es interpretada por Jane Fonda, una multifacética actriz y reconocida activista por visibilizar y cambiar la mirada que se tiene en torno a la vejez y el envejecimiento, a una mirada más positiva, con múltiples potenciales y no sólo de pérdidas. El programa no sólo destaca por entretenido, sus actuaciones y guión, sino también porque es una de las primeras series cuyas protagonistas son personas mayores sobre los 70 años, que se encuentran con la crisis –y como toda crisis, a la vez la oportunidad- de volver a empezar, de la caída de las certidumbres –que en este caso era una latente negación de la homosexualidad de sus parejas. Porque muchas veces negamos para sostener la insostenible, y en el caso de estos personajes no les queda otra que partir de nuevo.

Las oportunidades -así como las limitaciones- sólo pueden venir de nosotros, y esto es independiente la edad. Nunca es tarde para una nueva oportunidad. Algo así como Take your broken heart, make it into art (“Toma tu corazón roto y conviértelo en arte”), la famosa frase de Carrie Fisher, dicha por Meryl Streep en la entrega de los Globos de Oro del año pasado.

Vuelvo a preguntar: ¿existe una mejor edad para volver a la soltería? ¿Será que no depende de la edad sino de una elección, de implicarse en decidir si quiero seguir o no con esa pareja? Que el peso de la sociedad no te diga cuándo está permitido retomar tu vida de soltera o cuándo es una carga que sólo genera angustia. Siempre es difícil, independiente de la edad. Confía.

Olivia Larraín

Sicóloga clínica de la Pontificia Universidad Católica y magíster de la Universidad de Barcelona. Actualmente es la coordinadora académica del Programa Adulto Mayor UC. Consulta: [email protected]

También puede interesarte

Lo más reciente

COLUMNA

De mechas y castración

No en su peluquería, sino frente al mar, allí Francisco Llancaqueo supo por…

Por Francisco Llancaqueo
cerrar