Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

COLUMNA

Sexo sobre los 60 años: sin fecha de expiración

Por 27 Dic, 2018

Experimentar, sentir la pulsión. Las mujeres mayores tienen todo tipo de formas para vivir su sexualidad. Sólo la mirada social -que se incomoda frente al deseo en quienes cruzan los 60 años- establece límites castradores y de negación. Por eso hay que romper el tabú y destruir mitos.

Sexo sobre los 60 años: sin fecha de expiración Foto: Getty Images

No es novedad que la sexualidad es un tema ‘complicado’ –por elegir una palabra– de abordar en Chile. Probablemente el peso de su funcionalidad reproductiva y la inexistencia de educación sexual en nuestro país dificultan tomarla de manera más natural e incluso cuidadosa (la focalizada asociación al coito y el lamentable aumento de VIH en nuestro país es prueba de ello). Si, además, le sumamos la sexualidad en las personas mayores de 60 años, ¿con qué creen que nos encontramos? Pues con negación y una castración bastante radical en cuanto a su existencia.

Si vamos aún más lejos y pensamos en la sexualidad de las mujeres sobre los 60 años; en una de 85 años, por ejemplo. ¿Qué hallamos? Bueno, con que “no existe” y se ubica a las mujeres mayores en un lugar de asexuación radical.

A los hombres mayores de 60 años se los tilda de “viejos verdes” cuando aparece su deseo hacia mujeres menores, negándoles la posibilidad de que sientan deseo. Aquí no hablo de las miradas libidinosas hacia unas menores de edad, que son igualmente violentas y del todo inaceptables desde hombres independiente de su edad. Me refiero a que “el viejo verde” pasa a ser un significante que expone al hombre mayor lo ridículo y asqueroso que se ve deseante. Como si por tener sobre 60 años eso no estuviera pueda suceder. Se le castra y proyecta vergüenza.

En el caso de las mujeres mayores ni siquiera existe un significante castrador, ya que para ellas directamente no existe ese posible lugar de deseo sexual. ¿Tabú social? ¿Otro prejuicio asociado a la edad? Probablemente ambas respuestas son afirmativas.

La siquiatra chilena, experta en envejecimiento y vejez, Susana González habla sobre la mirada de la sociedad como uno de los factores que más influye en la negación de la sexualidad en las personas mayores. También del efecto que tiene esa mirada en la vivencia no satisfactoria de las mismas personas mayores respecto de una sexualidad que, con este peso social, les cuesta permitirse.

Susana González plantea que esta mirada de la sociedad hacia la NO sexualidad de las personas mayores está marcada por: el tabú del sexo en nuestro país, la falta de educación sexual, el ideal estético de belleza (asociado a la juventud), ser un tema invisibilizado y negado, la asexuación que implica la no reproducción en mujeres sobre 60 años, los estereotipos negativos asociados a las personas mayores y el mito de la incapacidad o la enfermedad en este grupo social.

Lo anterior genera vivencias insatisfactorias y un bloqueo de la sociedad en su conjunto hacia la existencia de sexualidad en esta etapa de la vida. Así, fácilmente, nos incomodamos con muestras de afecto o miradas de deseo en los mayores, en vez de entender que la sexualidad es una vivencia, pulsión y conducta que integra aspectos biológicos, intelectuales, afectivos y sociales que están presentes en cualquier edad si nos lo permitimos. Y, por cierto, esto va mucho más allá de lo coital.

Entender de esa manera amplia e integral la sexualidad permite que no se la limite a los años en que las mujeres pueden ser madre (mito de la reproducción) y que favorezca el bienestar subjetivo de las personas de todas las edades.

De este modo, nuestra responsabilidad a cualquier edad es permitirnos vivir la sexualidad de manera plena y segura (¡la protección NO es sólo por reproducción!). Sin mitos y sin prejuicios. Entenderla en su sentido amplio, como una vivencia, pulsión y conducta que puede estar presente a lo largo de toda la vida.

Olivia Larraín

Sicóloga clínica de la Pontificia Universidad Católica y magíster de la Universidad de Barcelona. Actualmente es la coordinadora académica del Programa Adulto Mayor UC. Consulta: [email protected]

Lo más reciente

CABELLO

Pelo a prueba del verano

Todos sabemos que el pelo no se quema como lo hace nuestra piel, pero el sol y…

Por Lía Klarmann
cerrar