Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

COLUMNA

Los amigos de Friends

Por 4 Feb, 2019

La serie de los 90 deja al descubierto varios conservadurismos del Chile de hoy y recuerda cómo se relacionaban las personas antes de las redes sociales.

Cuando estaba en el colegio tenía una amiga fanática de Friends, la serie sobre seis amigos que, en torno a una taza de café, exponen sus amores, desamores, penas y alegrías. Seis amigos -hombres y mujeres- que viven en Manhattan antes de las redes sociales y de la dependencia por los likes. Aunque por años mi amiga insistió en que la viera, nunca le hice caso. Tal vez yo era demasiado chica y no lograba entender la agudeza del tono cómico del programa. Recién el año pasado, y dado que está en Netflix, le di una oportunidad. Es nada probable que quien esté leyendo esto no sepa que me refiero a un clásico de la televisión, con diez temporadas de 24 capítulos promedio. Se estrenó en 1994 y tuvo su último episodio en 2004.

¿Por qué me enganchó? Por supuesto que me hizo reír y muchísimo. Pero más que eso fue cómo retrata la amistad entre hombres y mujeres lo que me interesó. Friends desarrolla las relaciones entre estos personajes sin quedarse en la obviedad de los conflictos de género. Avanza al compañerismo de personas que se apoyan en situaciones del día a día, con el fin de que cada una pueda sacar adelante sus respectivos proyectos. La trama no se queda pegada en los enredos amorosos que a veces se tejen entre ellos.

Me sentí identificada. Desde niña cultivé la amistad con los hombres y, en más de una ocasión, por razones que jamás comprenderé del todo, se me hizo saber que eso no estaba bien. No era lo correcto. Imagino que se trata de un tema cultural de nuestro país, centrado en la eterna sospecha de que entre un hombre y una mujer la amistad es imposible, ya que de seguro existirá una segunda intención, ya sea sentimental o sexual, de parte de al menos alguno de los involucrados, lo que me parece un prejuicio. Obviamente que el desafío de este tipo de amistad será muchas veces hacer un rayado de cancha sincero de las intenciones y del respeto, pero bien vale la pena aprender a recibir y dar cariño y apoyo fuera de los terrenos de la conquista.

Me gusta tener amigos hombres. En mi experiencia, suelen ser más simples para superar problemas y más fieles en el terreno de la amistad que las mujeres. No creo que se trate de un tema biológico, sino que nuevamente volvemos a lo cultural.

La tolerancia es otro tema que me atrajo de Friends. Cómo los amigos se bancan unos a otros. Por ejemplo, el personaje de Phoebe (Lisa Kudrow), una mujer que acarrea una dura infancia y que con su carácter inocente y tenaz provoca buena parte de las carcajadas. Sus amigos no sólo la aceptan, sino que fomentan su creatividad, restándose de los juicios tan fáciles de emitir. También está Joey (Matt LeBlanc), sin trabajo fijo y con bajos ingresos en comparación al resto, que jamás es marginado del grupo. Al contrario: sus amigos entienden sus elecciones y lo apañan en lo que emprende.

Estoy viendo por segunda vez la serie. Así de fan. Y en cada capítulo que vuelvo a recorrer, encuentro nuevos mensajes luminosos. Me impresiona que una historia televisiva de los noventa plantee mayores libertades de las que muchas veces encontramos en el Chile actual: se valora la diferencia; las mujeres son amigas de los hombres con naturalidad; las mujeres son libres en materia sexual y para decidir si establecer una relación o estar sola.

¿Por qué escribo sobre Friends? Tal vez porque me hace pensar en cómo han cambiado las maneras de relacionarse con los avances de la tecnología. Mi accidente me obligó a detenerme y eso me ha permitido estar un buen rato viviendo a un ritmo más pausado que, a su vez, me ha abierto la posibilidad de observar mi entorno con más calma. Le he estado dando un valor nuevo y especial a las relaciones presenciales, distinta a la dinámica que ofrece WhatsApp o Instagram. Aprecio como nunca antes tomarme un vino con mis amigos, una buena conversación o tan sólo pasar el rato con la gente que quiero. Como en Friends.

Y aunque la serie se llama “Amigos”, finalmente de lo que trata es que unidos por una gran amistad, estos personajes construyen una familia.

Bernardita Santa Cruz

Bernardita Santa Cruz tiene formación en Diseño y en su popular cuenta de Instagram pone su ojo en belleza, moda y estilo de vida. En Mujer Dínamo enfocará sus columnas en temas de inclusión.

berni_santacruz

Lo más reciente

cerrar