Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Realeza

‘Huracán Meghan’: su exigencia para desmarcarse de Kate y otra integrante del staff huye

Por 17 Ene, 2019

Sólo seis meses en el cargo aguantó la guardaespaldas de la Duquesa de Sussex, lo que se suma a una ola de renuncias dentro de su equipo más cercano. Polémica que llega al mismo tiempo que la decisión de la futura mamá de no tener a su hijo en el mismo lugar que la mujer de William porque, aseguran: "Meghan no quiere hacer nada que Kate haya hecho".

¿Habrán sido igual de exigentes las princesas de los cuentos de hadas después del “felices para siempre”? Meghan Markle ha vuelto a aparecer en los titulares de medios ingleses y del mundo esta semana, y no precisamente por aquellos looks maternales que muestran a la perfección su embarazo de alrededor de 6 meses.

Ahora la mujer del Príncipe Harry vuelve a la ser tema porque se niega a dar a luz a su hijo en la ala privada del hospital St Mary’s, la misma en que Kate Middleton tuvo sus tres partos, ese que conocemos tan bien gracias a las fotos de los duques de Cambridge saliendo con cada nuevo miembro de la familia. ¿La razón de este cambio? “La estadounidense no quiere hacer nada que Kate haya hecho”, aseguran en el periódico The Sun.

Kate Middelton y el Príncipe William / Principe Carlos y Diana en las escaleras de la Ala Lindo.

Esta no es la primera vez que escuchamos hablar de rivalidad entre las dos duquesas. Han tenido tensos encuentros varias veces, desde que Meghan preparaba su matrimonio, y todo se hizo más oficial cuando los recién casados se mudaron de Kensington, espacio que compartían con la familia del príncipe William. Incluso, Harry y Meghan no asistieron a la fiesta de cumpleaños de Kate el pasado 9 de enero.

Meghan visitando un mercado en Suva, Fiji, con su guardaespaldas. Foto: Getty Images

Otra polémica que ha rondado a la actriz en estos meses como parte de la realeza son las renuncias de su equipo cercano. Primero fue su asistente personal, Melissa Touabti. Luego, la secretaria de la pareja, Samantha Cohen, quien trabajó por 17 años al servicio de los Windsor. Ahora el “Huracán Meghan” –como la han llamado los tabloides londinenses– tiene nueva víctima: su guardaespaldas, la primera mujer en convertirse jefa de seguridad de un miembro de la Familia Real Británica, acaba de renunciar después de sólo seis meses en el cargo (los mismos que aguantó Touabti).

Mientras la Policía Metropolitana de Londres atribuyó la renuncia a “cuestiones personales”, es fácil agregar esta salida como una prueba más de que Markle es un personaje difícil para trabajar. ¿Por dónde más pasará este huracán? Sólo el tiempo -y la prensa inglesa- lo dirán.

Lo más reciente

cerrar