Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

TELEVISIÓN

Leyendas de Broadway reviven en serie con Sam Rockwell y Michelle Williams

Por Lucy Willson 16 Abr, 2019

El ganador del Oscar y la nominada a la Academia dan vida al mítico coreógrafo Bob Fosse y su musa Gwen Verdon.

Millones en el mundo replican los pasos de baile de Beyoncé en su hit Single Ladies. Pero pocos son los que reconocen en la coreografía los idénticos movimientos que la estrella pop copia del gran coreógrafo estadounidense -ídolo de Broadway- Bob Fosse (1927-1987). Y no es la única que le rinde tributo, lo mismo hizo Lady Gaga en su clip Alejandro y antes Madonna (Open Your Heart) y hasta Michael Jackson (Billy Jean). YouTube está lleno de videos en que se notan los paralelos entre el referente del baile de espectáculo con los cortos musicales de un ejército de cantantes que lo toman de clara inspiración.

 

En general, si no eres de una generación mayor, conoces a Fosse –ganador del Oscar a Mejor Director (Cabaret), Emmy (Liza with a Z) y triunfador nueve veces en Broadway con el premio Tony– sólo como un apellido de leyenda. Si eres amante de la danza, sabes de cómo este coreógrafo norteamericano innovó el género con su creatividad, además de sensuales y felinos movimientos de marca registrada. Allí están además los títulos inolvidables: clásicos como Sweet Charity, Chicago, Pippin, entre tantos otros.

Pero su vida es tan o más atractiva de aquello que puso en escena. Parte de eso está en su película All That Jazz, donde se describe como un talentoso adicto lleno de demonios y mujeriego. Y la nueva miniserie Fosse/Verdon, del Canal FX, va más allá en su biografía explorando la relación de baile e íntima dinámica con la que fue su tercera esposa: la musa y gran bailarina Gwen Verdon, considerada la mejor en la historia de Broadway.

Fosse/Verdon es un lujo de producción que tiene en los papeles protagónicos al ganador del Oscar San Rockwell y a la nominada a la Academia Michelle Williams, quienes presentaron el primer episodio en el MoMa de Nueva York.

“Michelle me dijo al principio, cuando hacíamos el entrenamiento de danza, que los bailarines son como superhéroes. Es cierto…, casi nos sentimos como si estuviéramos interpretando a los Avengers”, señaló Rockwell sobre toda la previa antes de llegar a cámara. Sabía, además, que interpretaba a un mito.

Este matrimonio de artistas reinventó los códigos en la industria del espectáculo desde la década del 50 a la del 70. Pero la bailarina y el obsesivo coreógrafo pagaron un alto precio en su relación, que los premios y los aplausos de pie tapaban hasta que no pudieron estar más juntos. Aunque se separaron, él siempre destacó el papel de motor que tuvo Verdon en su proceso creativo. Y ella siempre estuvo cerca.

La serie -que tiene como productora y consultora a Nicole Fosse, únca hija de la pareja- tiene un gran relato y, obviamente por sus protagonistas, alto nivel de actuación. La crítica inmediatamente puso a Rockwell y Williams como potenciales candidatos para la próxima entrega del Emmy, en un ejemplo más de las grandes estrellas del cine que cruzan a la televisión.

La revista Smithonian destaca cómo Fosse/Verdon reexamina la mitología de un hombre problemático y de la mujer que ayudó a hacer famosos sus movimientos. Pero también la forma en que se enfrentaron por los medios. “El ascenso meteórico de Verdon a la fama, su carisma, la adulación hacia su talento y apariencia, fue un foco que luego se atenuó. ¿La razón? Los críticos pasaron a alabar a Fosse como un autor genio con el mismo nivel de demonios”.

Arte y corazón. Corazón y arte. El orden sí altera el producto.

Lo más reciente

cerrar