Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

YA ESTÁ EN NETFLIX

Así nació la película sobre la menstruación ovacionada en el Oscar

Por Mujer Dínamo 25 Feb, 2019

Period. End of Sentence se llevó el premio a Mejor Cortometraje Documental por su registro de la lucha por la “equidad menstrual” en comunidades atrapadas en el tabú del período femenino.

Berton y Zehtabchi con sus estatuillas reciben la ovación en la gala del Oscar.

“¡No puedo creer que una película sobre la menstruación acaba de ganar el Oscar!”. Esa, sin duda, fue una de las frases de la noche más glamorosa de Hollywood. Y la realizó Rayka Zehtabchi, una de las directoras de Period. End of Sentence, trabajo que se llevó la estatuilla a Mejor Cortometraje Documental y que, gracias a esa sincera reacción de la realizadora desató total admiración -y curiosidad- entre el público y telespectadores, además de convertirse en sensación en Twitter. Afortunadamente para quienes desean ver la cinta de sólo 26 minutos, ya está disponible en Netflix.

Tabú: un grupo de adolescentes con vergüenza de hablar sobre la menstruación frente a la cámara del documental.

¿De qué trata y cómo abordan el período femenino? La película muestra a mujeres en Hapur, (a 60 kilómetros de Nueva Dehli ), India, que trabajan para fabricar con una máquina artesanal toallas sanitarias asequibles con materiales reciclados. Una verdadera revolución, ya que existe en esa cultura la menstruación es total tabú. No se habla entre mujeres, menos entre niñas aunque sea en clases en el colegio y el tema está bloquedo para los hombres. Es tal el nivel de estigma en la comunidad india, que muchísimas chicas abandonan los estudios cuando les llega la regla, ya que se avergüenzan de ser descubierta por sus compañeros en esos días del mes. Un pudor que se extiende hasta la adultez, cambiándose de paños de tela en secreto y botándolos por las noches sin ser vistas.

Y el estigma no sólo se concentra a miles de kilómetros de Hollywood, ya que un votante masculino dijo que optaba por otro título en competencia porque la menstruación lo ponía incómodo.

En la película se trata de enseñar a las mujeres de esta pequeña villa para que usen el sistema de toallas higiénicas y no limiten su educación o sus posibilidades de integrarse a la fuerza laboral, eliminando el estigma.

La historia que gatilló este cortometraje documental se inicia cuando Melissa Berton, la otra realizadora de la cinta, trabajaba hace varios años como profesora en Los Angeles. Ella, junto a un grupo de estudiantes iniciaron The Pad Project (www.thepadproject.org), motivada por su hija, quien se enteró del estigma de la menstruación en una comunidad de India. Así, en conjunto se dedicaron a reunir dinero para enviar una máquina artesanal que fabricara las toallas sanitarias hacia la nación asiática. En esa región sólo un 10 por ciento de las mujeres tiene acceso a ellas y las utiliza en su período.

Ya embarcadas en este proyecto, juntaron más dólares para contratar a una directora que fuera a filmar in situ la experiencia. Actualmente el movimiento creció y se han enviado varias máquinas más para que las mujeres trabajen en la fabricación de estas toallas, ganen dinero y eduquen a sus pares (proceso que se ve en el cortometraje de Netflix).

Así empezaron a acuñar el término “equidad menstrual”, que se refiere al acceso de todas las mujeres del mundo por igual a material sanitario e higiene femenina para su período.

Y ahora que se ha abierto la conversación, ya mujeres de otros países empezaron a solicitar -sin miedo- la máquina artesanal. Y con el Oscar y millones de personas sintonizando los días de tabú se ven contados.

Lo más reciente

LIBRO

Hora del té

Magda, una joven alemana en medio de la guerra, es arrancada de Berlín por sus…

Por Ina Groovie
cerrar