Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Cocina saludable

Las recetas de Martita Serani para comer en equilibrio

Por 12 Jun, 2019

La reconocida banquetera chilena acaba de lanzar un libro de cocina saludable en la que predominan ingredientes como legumbres, frutos secos, frutas y verduras. "Aquí no hay brownies de porotos o cosas crudiveganas. Hay recetas para que todos puedan disfrutar. Esto es rico pero equilibrado", aclara.

No es secreto que cada vez hay más personas quienes optan por una mejor alimentación. Y para la suerte de ellos, se siguen publicando libros de recetas saludables. El más reciente lanzamiento es Martita Serani en equilibrio.

El nuevo libro de la reconocida banquetera (que también publicó los best sellers Celebremos, Imperdibles, Invitar sin complicaciones y En familia) contiene 100 recetas ricas en sabor, de preparación simple, empleando sólo ingredientes saludables y con un alto valor nutritivo.

Hay capítulos de aperitivos, snacks, sopas y cremas, ensaladas, platos de fondo y postre, y en esas preparaciones los ingredientes estrella son las legumbres, arroces, cereales, diversas semillas, granos y frutos secos. También fruta y verdura fresca, reduciendo –aunque no eliminando– las carnes rojas y el pescado.

“Ya está instalada la tendencia de la comida más equilibrada, más sana y menos intervenida”, cuenta la cocinera a Mujer Dínamo.

Moussaka de zapallo italiano.

El libro se titula En equilibrio. ¿En qué consiste ese equilibrio?

Que la gente entienda que hay que alimentarse y no comer. Es comida equilibrada sin volverse exagerado ni obsesivo con un tipo de comida. No es sin lactosa, ni vegano –hay leche, ricota, mantequilla, queso- no es vegetariano, ni para celíacos. Aquí no hay brownies de porotos o cosas crudiveganas. Hay recetas para que todos puedan disfrutar. Esto es rico pero equilibrado.

¿Cómo nace la idea de este libro?

Una de mis hijas, por problemas de salud, tuvo que hacer bastantes cambios en su alimentación: reducir el consumo de carne y de lactosa, aumentar las legumbres, la fruta y las verduras crudas. Fue un desafío familiar de empezar a investigar para que ella se alimentara mejor.

¿Cómo fue ese cambio?

Fue un proceso familiar totalmente y quedaron todos fascinados: el papá, los hermanos, los abuelos, los amigos. Yo ya tenía en mi casa una base de estilo de comida saludable, pero lo que hicimos fue ordenar lo que ya cocinábamos o replantearlo.

Las personas hoy buscan alimentarse mejor. ¿A qué crees que se debe?

Yo creo que hay dos factores. Hubo una toma de conciencia, vamos de vuelta del consumo de comida rápida (hamburguesas, papas fritas, bebidas de fantasía) y queremos la comida más natural posible, con buenos alimentos y menos ingredientes, y nos estamos cuidando del exceso de sal y de azúcar en todo. A esto se le suma que existen muchas alergias alimentarias, que antes no habían o no se conocían.

Sopa thai de dos calabazas.

La gente piensa que la cocina saludable es sinónimo de comida fome. ¿Qué crees tú?

Ha sido todo un descubrimiento que se puede comer increíble y más sano.Estas recetas no son bajas en calorías -hay muchos frutos secos, almendras, miel, legumbres- pero sí es más limpio. Es una cocina menos procesada, con menos químicos.

¿Qué recomendarías tener en la despensa?

Semillas de chía, bebidas vegetales de coco, de soya y de almendra, azúcar rubia, panela –que es parecida a la chancaca y es muy pura–, ghee (mantequilla purificada), aceite de oliva, palta, frutos secos, harinas integrales.

¿Es más caro comer sano?

Yo diría que son más caras las verduras congeladas y las conservas que comprar los productos de la temporada en La Vega o en la feria. La idea es comprar lo justo que se necesita y no comprar de más. Así evitas llenarte de cosas que terminarás botando porque se echan a perder.

¿Qué beneficios tiene este tipo de alimentación?

¡Muchos! Tomas menos remedios para la guata, para el tránsito lento, eres más feliz, participas en familia y te das un tiempo para cocinar.

 

Lo más reciente

cerrar