Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Sacó a la consultora de Defensa de Estados Unidos

Melania desata crisis en la Casa Blanca

Por Lucy Willson 15 Nov, 2018

En un capítulo inédito, la mujer de Trump gatilla inestabilidad en la seguridad nacional y aumenta el misterio sobre su real poder en Washington. “Cuando Melania no está feliz, pasan cosas. Y rápido”, aseguran.

Melania desata crisis en la Casa Blanca Foto: Doug Mills/The New York Times

Lejos de la carga de víctima que le impuso el famoso hashtag #FreeMelania, la primera dama estadounidense exigió una inédita medida a la famosa ala oeste -The West Wing- de la Casa Blanca: pidió la salida de la consultora de Defensa Mira Ricardel. Acción con delicadas consecuencias en la seguridad nacional que agitó a todo el equipo político de Trump.

“Es la posición de la Oficina de la Primera Dama que (la consultora) ya no merece el honor de servir en esta Casa Blanca”, señaló su vocera Stephanie Grisham en un comunicado que fue titular en todos los medios, desde la bloqueada CNN a The New York Times.

Trascendió que Melania Trump peleó con la asesora en octubre pasado, durante su acotada gira por Africa. Disputa que la perturbó en un viaje en el que volaba sin su polémico marido.

Hasta esta semana Ricardel trabajaba en el equipo que reestructuraba el Consejo de Seguridad Nacional. Y, en ese contexto, la especialista habría chocado con Melania por los recursos usados en su viaje africano, específicamente con el avión y la disposición que deseaba hacer de éste los cercanos a la ex modelo. El diario The Wall Street Journal, que golpeó con la noticia (que luego tuvo que ser formalizada por Grisham), apoya esa tesis, pero existen varios trascendidos. Esto hace de la interna de esos días en gira un verdadero misterio que los medios quieren descubrir.

Luego de la inédita medida, la CNN enfatizó que esta noticia aumenta el carácter enigmático de la primera dama y su real poder en la Casa Blanca. “Cuando Melania no está feliz, pasan cosas. Y rápido”, señala la cadena de noticias.

Extrañamente, a fuentes de la Casa Blanca no les llamó la atención la acción, ya que Mira Ricardel tenía bastantes enemigos por su carácter obstinado y pésimo trato con asistentes y personas de la administración. “No soporta la tontera”, dijo una ex trabajadora del equipo de transición de Donal Trump.

Otra arista del impasse lo entregó el matutino USA Today, que aseguró que Melania nunca había conocido a Ricardel. Una de las fuentes del diario insistió, además, que la asesora de defensa estaba a un nivel demasiado alto como para verse envuelta en ese tipo de roces con la mujer de Trump. El mismo medio recordó una crisis de Nancy Reagan con un asesor de gabinete de Ronald Reagan, pero que se resolvió discretamente y sin declaraciones oficiales.

El despido de Mira Ricardel arriesga un efecto dominó en la Casa Blanca, con la salida de otros importantes asesores -del grupo bien calificado- del presidente. Estos verían su posición en cuestionamiento tras la salida de la asesora, apunta el medio político The Hills. Tratando de poner paño frío, la vocera de Melania enfatizó que su equipo del East Wing trabaja muy bien con la gente del West Wing.

Los comentaristas políticos no han visto con buenos ojos el uso que ha hecho la mujer de Trump de su estatus oficial para medidas de efectos delicados, como lo son en el área de seguridad nacional. En paralelo, la primera dama acaba de abrir un capítulo que tiene fascinados por su misterio a medios y al público internacional, que todavía no pueden descifrar a Melania.

 

Lo más reciente

cerrar