Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

NÚMERO UNO DEL MUNDO

Todo lo que debes saber de Naomi Osaka, la nueva princesa del tenis

Por Florencia Dinamarca 28 Ene, 2019

Hemos visto su potente saque. Conocemos ese carácter irascible que la hace golpear la raqueta en la cancha. Y también fuimos testigos de cómo venció a Serena Williams -quien hizo un escándalo con el juez del partido- en el pasado US Open. La nueva princesa del tenis Naomi Osaka (21) -flamante triunfadora del Abierto de Australia- seduce a los medios especializados y los fans por igual. Por eso revisamos aquellos datos que quizá no sabes de la nueva N°1 del tenis femenino, una heroína multirracial y que todavía mantiene un halo de misterio. Aquí, el primer paso para levantar el velo de su historia.

Todo lo que debes saber de Naomi Osaka, la nueva princesa del tenis

 Japón: tan lejos, tan cerca. Hija del haitiano Leonard François y la japonesa Tamaki Osaka, Naomi nació en Osaka, ciudad de Japón de la que lleva el nombre. Sus padres decidieron que adoptaría el apellido materno para que no hubiese problemas a la hora de inscribirla en un colegio nipón. Tiene doble nacionalidad: la de su mamá y la estadounidense, ya que se mudó a los tres años a Long Island, Nueva York.

Amor prohibido. Por motivos raciales, sus abuelos maternos no aprobaron la relación de sus padres, quienes se conocieron cuando François fue a Japón como estudiante universitario. Por esa razón Naomi no vio ni tuvo contacto con ellos durante sus primeros diez años de vida.

El modelo Williams. Luego de ver un partido entre Serena y Venus Williams en 1999, Leonard François -quien tenía conocimientos básicos de tenis- decidió que Naomi y su hermana Mari se dedicarían a ese deporte y que él las entrenaría. Su intención era imitar lo que hizo el famoso patriarca Richard Williams, quien sometió a sus niñas a un estricto programa que finalmente la sacó del peligroso barrio de Compton, en Los Angeles, y las convirtió en deportistas de elite.

Mente americana. El inglés es el idioma que Naomi Osaka domina de manera natural (hay que recordar que llegó a NY a los 3 años). Entiende japonés, pero no lo habla de manera perfecta, pese a que representa en el tenis a ese país. Su padre optó por asociar tenísticamente a su hija con la nación asiática para darle mayores oportunidades a la joven, y no ponerla a competir con la masiva escena norteamericana.

Hermanas prodigio. Su primer gran triunfo, según ella, fue sobre su hermana mayor Mari. Tuvieron que pasar 14 años para que pudiera ganarle en un torneo. Pero pronto fue Naomi la que tomó ventaja a nivel internacional.

Marcar historia. El año pasado conoció y venció a su ídola Serena Williams, a quien admira desde que tiene memoria. Fue en el US Open en una polémica final donde la afroamericana se trenzó en una fuerte discusión con el juez del match. Pese a la polémica que opacó la premiación, Naomi Osaka hizo historia al transformarse en la única japonesa en obtener este triunfo. Esta semana vuelve a marcar un hito: es la primera asiática N°1 del tenis femenino.

Saldando su ‘deuda’ con Haití. A pesar de no tener nacionalidad haitiana, en noviembre pasado visitó ese país. Fue un evento nacional y la gente la recibió más que como una celebridad, como una heroína nacional. En Puerto Príncipe la esperaban las autoridades, posó con ramos de flores, sonrío a la prensa y una multitud la vitoreaba como una isleña que por fin volvía a su tierra.

Su “crush” hollywoodense. Conversando en el programa de TV de la comediante Ellen DeGeneres, la tenista admitió que le encantaba el actor Michael B. Jordan (Pantera Negra). La declaración tuvo eco: el guapísimo artista la saludó para su cumpleaños a través de Twitter y la invitó a la avant premiere de su reciente película Creed 2. Naomi respondió que por supuesto iría al evento.

Su primera polémica. Recientemente la deportista se vio en el centro de una controversia, luego de que la marca japonesa Nissin literalmente ‘blanqueara’ su imagen, haciendo más clara su piel. La tenista puso paño frío y declaró que no le preocupaba el asunto, ya que estaba enfocada en su carrera… Pero el tema no quedó ahí, ya que exigió que la próxima vez que una marca quisiera tomar una decisión de ese tipo debían consultarle. Nissin se disculpó y eliminó la publicidad.

La otra Naomi. Si bien Osaka demuestra ser seria, ruda y enfocada en la cancha, quienes la conocen afirman que Naomi tiene un lado mucho más suave. Incluso, la definen como tímida y reservada. Es a través de sus redes sociales donde la tenista se relaja más, muestra su sentido del humor y constantemente se ríe de sí misma.

Player One. Cuando no está entrenando, Naomi Osaka puede pasar hasta cuatro horas diarias jugando videojuegos. Overwatch es su favorito y consiste en dispararle a adversarios. Según ella, los juegos virtuales y el tenis coinciden en los básico, porque en ambos tiene que cumplir la misma misión: derrotar al oponente.

Lo más reciente

LIBRO

De la A a la Z

Sobre el amor podemos hablar de diferentes maneras y en diversos formatos. La…

Por Ina Groovie
cerrar