Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

ESCÁNDALO

Felicity Huffman se declara culpable en el escándalo de sobornos universitarios

Por Mujer Dínamo 9 Abr, 2019

Confesó el pago de US$ 15.000 para que su hija mayor obtuviera mejores notas en el examen de admisión a la universidad.

Felicity Huffman se declara culpable en el escándalo de sobornos universitarios

La actriz Felicity Huffman se declaró culpable ayer en el caso de sobornos para conseguir ingreso a algunas de las universidades de elite de Estados Unidos.

“Me estoy declarando culpable del cargo presentado en mi contra por la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos”, dijo la ganadora del Emmy por la serie Desperate Housewives en un comunicado.

“Me avergüenzo del dolor que le he causado a mi hija, a mi familia, a mis amigos, a mis colegas y a la comunidad educativa”, continuó la declaración. “Quiero disculparme con ellos y, especialmente, quiero disculparme con los estudiantes que trabajan arduamente todos los días para ingresar a la universidad, y con sus padres que hacen enormes sacrificios para apoyar a sus hijos y hacerlo con sinceridad. Mi hija no sabía absolutamente nada acerca de mis acciones y en mi manera profundamente equivocada, la he traicionado. Esta transgresión hacia ella y el público la llevaré por el resto de mi vida. Mi deseo de ayudar a mi hija no es una excusa para violar la ley o comprometerme en deshonestidad “, agrega la actriz.

A Huffman, quien está casada con el también actor William H. Macy (Shameless), se le acusa de pagarle al asesor Rick Singer 15 mil dólares disfrazados como un donativo para subir la nota de su hija en el examen de ingreso universitario SAT. Las autoridades dicen que la artista también discutió con el mismo hombre realizar lo mismo con su hija menor, pero luego se retractó.

Lo más reciente

MAQUILLAJE

Tu rojo perfecto

El labial rojo perfecto es un arma tremendamente poderosa capaz de transmitir…

Por Lía Klarmann
LIBRO

A puertas cerradas

Existe un rasgo inenarrable en las historias con sustrato real que nos acercan…

Por Ina Groovie
cerrar